La psicología en el envejecimiento activo

El aumento del nivel de envejecimiento poblacional no es ninguna novedad en diversos países del mundo; y Cuba, al ser una nación insular, no está exenta de este acontecimiento. 

Actualmente en la Mayor de Las Antillas más de dos millones de habitantes tienen más de 60 años de vida, lo que representa un 18,3 por ciento; y según fuentes se prevé que para el 2050 la Isla sea uno de los territorios más envejecidos del mundo. 

Pero en ocasiones esta realidad viene acompañada de otro flagelo nada positivo para el bienestar de los mayores; se trata de la violencia, el maltrato y la incomprensión por parte de la familia; estigmas necesarios erradicar. 

Todo los antes expuesto requiere de una especial atención por parte del sistema de salud del país; y para tal motivo se ha venido desarrollando una serie de programas encaminados a elevar tanto el nivel de la salud como el bienestar social de las personas de la tercera edad. Para ello es preciso aplicar acciones bajo el sustento especializado de la psicogerontología; encargada de dar a conocer el perfil psicológico de personas de la tercera edad. 

Según la Presidenta de la Sección de Psicogerontología de la Sociedad Cubana de Psicología, Teresa Orosa Fraíz, esta rama de la ciencia psicológica promueve el desarrollo de metodologías de investigación del adulto mayor cubano y busca integrar diferentes experiencias de diversos campos del quehacer académico, asistencial y comunitario. 

Es necesario “promover una cultura gerontológica del desarrollo, que sea no paternalista ni solamente geriátrica; y que desde edades tempranas incluya una mirada también desde la psicología del desarrollo, que promueva, junto con el apoyo del Ministerio de Educación, introducir como uno de los ejes de la enseñanza primaria el tema de aprender a envejecer; lo cual permitirá promover una mayor identidad con el envejecimiento y la vejez”, explicó la especialista durante su conferencia titulada “Retos de la Psicogerontología en Cuba”, impartida durante la VI Convención Intercontinental Hominis 2013. 

Otro de los retos es estimular acciones a favor de la integración de las generaciones: 

“Ya no es solamente que el adulto mayor se reúna con sus coetáneos, sino también hacer acciones en las que se incorpore las diferentes generaciones, y desde un proyecto realizar algún tipo de tarea”, agregó Teresa Orosa.

Promover la educación “para y con” los adultos mayores para incentivar un envejecimiento activo también deviene como una de los principales logros perceptibles de la Revolución Cubana; no solamente desde el punto de vista del estado físico de la persona, sino también desde los aspectos educacional y espiritual; ejemplo de ello lo encontramos con la puesta en funcionamiento desde hace años de la Cátedra Universitaria del Adulto Mayor.

Aprender a ser hijos y nietos deviene una necesidad afectiva indispensable para esas personas que ya peinan canas y que a su vez son portadoras de nobles sentimientos y de una extensa experiencia. Ser parte activa de esa nueva cultura gerontológica nos ayudará a fortalecer esos los lazos de amistad y familiar tan necesarios para llevar una vida pacífica y placentera para todos.

http://www.radiorebelde.cu/noticia/la-psicologia-envejecimiento-activo-20131204/

Acerca de Psicólogo Pablo

Soy Psicólogo, con Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores.
Esta entrada fue publicada en Noticias interesantes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s