El sexo y su presencia en las relaciones entre personas mayores.

La mentalidad o los falsos mitos son, más que la edad o las enfermedades, los responsables de que muchas personas mayores abandonen su vida sexual. Es una de las ideas expuestas por el experto Manuel Lucas en uno de los talleres precongresuales de la Sociedad Española de Geriatría.
 
„¿Por qué abandonamos el sexo cuando nos hacemos mayores?
 
Las personas mayores siguen teniendo vida sexual, y además algunas bastante intensa, aunque para otros, la cultura y de alguna forma los falsos mitos hacen que esta sexualidad incluso se abandone por completo. Pero cuando uno va a una residencia o a un centro de mayores o ve los viajes de la tercera edad, allí se mueven cosas, está clarísimo.
 
„Parece que tenemos asumido que con la edad se pierde la sexualidad, como algo natural.
 
Claro. Estoy completamente seguro que la mayor parte de los problemas sexuales que tienen las personas mayores tienen que ver más con los mitos que con las realidades. Es verdad que existe un descenso fisiológico y enfermedades crónicas y esto puede producir también problemas de la actividad sexual, el deseo, de la erección en el hombre o de la lubricación en la mujer. Pero muchas veces esos problemas se ven agravados más que por la propia enfermedad crónica o el descenso fisiológico por el mito, un miedo al fracaso, una ansiedad de rendimiento y ejecución.
 
„O sea que sí hay razones objetivas para esta menor actividad sexual.
 
Pero la sexualidad no es solamente la respuesta genital. La sexualidad humana fundamentalmente consiste en que tenemos la piel más sensible de todos los mamíferos, y no porque se lo hayamos preguntado a los animales, sino porque es la que más corpúsculos sensitivos tiene y con mayor variedad. Podemos decir que a través de la evolución algo ha ocurrido con esa piel que ha hecho que todos, desde que nacemos hasta que nos morimos, tengamos una inmensa sed de piel, una necesidad de contacto físico que no desaparece en absoluto con la edad. Por eso es importante ponerla en valor, una sexualidad mucho menos genitalizada y más de piel y que da muchas más oportunidades a unos mayores que entre otras cosas tienen mucho más tiempo que los jóvenes para hacerlo.
 
„Y que según usted es incluso rehabilitadora.
 
Totalmente. Por ejemplo, la recuperación de un infarto de miocardio, cuando pasa la fase aguda de la enfermedad, va a ser mucho más rápida, porque aumenta la autoestima, la calidad de vida, aumenta la sensación de bienestar, la salud percibida por parte de la persona. Y qué duda cabe también de que el mismo ejercicio de la sexualidad hace que el sistema circulatorio y cardiovascular mejore. Y lo mismo ocurre a las personas con discapacidad o los alcohólicos en rehabilitación.
 
„¿El atractivo físico ayuda a disfrutar del sexo?
 
El modelo estético dominante es terriblemente restrictivo, marginador: el que no tiene arrugas es que tiene canas, el que no tiene barriga, tiene cartucheras, que si los pechos caídos? cada vez es más difícil ser guapos y hace que casi todos seamos feos. Nos tenemos que rebelar claramente contra eso y empezar a mirar a las personas como son y a enamorarte de las personas como personas, no porque tengan más o menos arrugas, obesidad o se ajusten al modelo de belleza, que además tenemos que cambiar radicalmente. Es una rebelión individual que tenemos que hacer todos y se hace mirándose uno al espejo por las mañanas y diciéndose, “ole, lo que se va esta mañana a la calle”.
 
„¿Una leyenda urbana puede ser que con una enfermedad cardiovascular se corre riesgo al hacer el amor?
 
Hay que relativizar eso, el peligro de muerte por tener una enfermedad cardiovascular. Y hay que relativizar otra frase que la dijo Marañón, la de no hay una mujer frígida sino hombre inexperto, que nos da a los hombres toda la responsabilidad del encuentro, nos produce una enorme ansiedad de rendimiento. Nosotros tenemos la obligación de tener el pene derecho para empezar, si no, no hay relación sexual. Y segundo, que dure, a no eyacular. Me acuerdo que había un constructor que me decía que él para no eyacular pensaba en el inspector de Hacienda. Pero bueno, eso no tiene nada que ver con una sexualidad de comunicación, de fusión con el otro, de sentirte bien con el otro, absolutamente, porque si está pensando en el inspector de Hacienda, ya me dirá. El hombre está con una ansiedad de rendimiento porque es el responsable del placer de la mujer. Y la mujer tiene que tener orgasmos. Algunas lo simulan. El 60% de las mujeres españolas alguna vez en su vida han simulado un orgasmo. El 60%, que es una cifra importante. ¿Por qué lo hacen? Primero, por quedar bien, y después para que luego el otro no las siga molestando, con preguntas, como qué te ha pasado, qué no he hecho bien. Dicen “ah, ah, ah”, y es mentira.
 
„¿Tendemos a consultar con alguien los problemas sexuales o incluso a comentarlo entre amigos?
 
No. Las encuestas que manejamos son que el 30% de las personas de este país han tenido en algún momento un problema sexual. Es una prevalencia alta. De ese 30%, solamente lo consulta con un profesional un 15% y solamente lo comparten con un amigo o con un familiar el 12%. Con lo cual hay muchas personas que tienen problemas y los están pasando total y absolutamente en silencio.

http://www.farodevigo.es/vida-y-estilo/salud/2013/11/27/60-mujeres-han-fingido-vez/922346.html?goback=%2Egde_4668755_member_5812467592446640128#%21

Acerca de Psicólogo Pablo

Soy Psicólogo, con Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores.
Esta entrada fue publicada en Noticias interesantes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s