Más de 54.000 mayores almerienses participan en las actividades de la Junta para fomentar el envejecimiento activo

Los 16 centros de participación activa de la provincia ofrecen una amplia oferta formativa y de ocio a sus usuarios 
Un total de 54.180 mayores almerienses se benefician de los programas de envejecimiento activo que se llevan a cabo en los 16 centros de Participación Activa de Personas Mayores de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en la provincia. Esta semana, con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores, el 1 de octubre, los centros de Almería han programado diversas actividades, entre las que se incluyen exposiciones, eventos literarios, bailes, teatro o talleres. El delegado territorial de Salud y Bienestar Social, Alfredo Valdivia, ha asistido hoy a las actividades organizadas por el centro de Níjar.

En Almería, además de la capital, donde se sitúan cuatro, cuentan con centros de Participación Activa los municipios de: Adra, Albox, Berja, Cuevas del Almanzora, El Ejido, Fiñana, Huércal-Overa, Níjar, Roquetas de Mar, Uleila del Campo, Vélez- Rubio y Vícar.

En el Centro de Participación Activa de Personas Mayores de Níjar, las actividades con motivo del Día del Mayor se iniciaron ayer lunes, 30 de septiembre, con la apertura de una exposición de pintura y manualidades, elaboradas por los usuarios del centro. Durante la jornada de hoy se ha celebrado una comida de convivencia y un baile, con música en directo. Mañana actuará el grupo de teatro ‘Nunca estamos todas’, formado por usuarios del propio centro, que pondrán en escena la obra ‘La casa de los Milagros’. El programa de actos concluirá el jueves, 3 de octubre, con una degustación de platos típicos.

Durante su visita al Centro de Participación Activa de Personas Mayores de Níjar, el delegado territorial de Salud y Bienestar Social, Alfredo Valdivia, ha destacado “la importancia de seguir apostando por las políticas de envejecimiento activo, que permiten a nuestros mayores ampliar sus horizontes culturales y formativos, al tiempo que les ayudan a fomentar las relaciones sociales y a seguir sintiéndose útiles en el seno de nuestra sociedad”.

Envejecimiento activo

Los programas de envejecimiento activo tienen como objetivo fundamental procurar el bienestar social e individual de las personas mayores, mejorar su calidad de vida y su imagen ante la sociedad, promover la autonomía personal, prevenir situaciones de dependencia y fomentar la cooperación y la solidaridad entre generaciones.

Con estos fines, se han llevado a cabo este año un gran número de actividades en toda Andalucía, entre las que destacan iniciativas como la edición de revistas culturales o y la participación en iniciativas como el programa ‘Por un millón de pasos’, que lleva a cabo la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales para fomentar el ejercicio físico como hábito saludable.

La Tarjeta Andalucía Junta Sesentaycinco, que tramita Salud y Bienestar Social, también incluye entre sus objetivos el fomento del envejecimiento activo, ya que sus portadores tienen derecho a un gran número de descuentos y beneficios en el acceso al transporte, las actividades culturales, deportivas y de ocio en general.

Por lo que respecta a la parte formativa, sobresalen las Aula Universitarias de Mayores, un programa que desarrolla esta consejería en colaboración con las universidades públicas andaluzas y que en la provincia de Almería se lleva a cabo en las sedes de Almería capital y Roquetas de Mar.

Andalucía elaboró en 2010 el primer Libro Blanco del Envejecimiento Activo publicado en toda España, un documento de análisis elaborado por la Junta, en colaboración con los colectivos representantes de mayores, que formula un total de 130 recomendaciones sobre medidas que se deben llevar a cabo en temas de salud, educación, seguridad, intergeneracionalidad y participación, fundamentalmente.

Las conclusiones de los grupos de trabajo parten de un amplio análisis sobre la situación demográfica actual y el progresivo envejecimiento de la población, que obliga a dar respuesta a las demandas de un grupo poblacional que necesita participar en la vida social, cultural, política y económica, y no sólo recibir una atención de carácter asistencial.

En el Libro Blanco se concluye que el envejecimiento demográfico no es una enfermedad social, sino un logro sin precedentes. Por ello, en el documento se apuesta por trabajar para acabar con la visión estereotipada de la vejez como fuente de problemas y no de posibilidades.

 

Acerca de Psicólogo Pablo

Soy Psicólogo, con Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores.
Esta entrada fue publicada en Noticias interesantes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s