Nada nuevo, pero al menos se reconoce

 

En el envejecimiento activo está la clave del cambio

El aumento de la esperanza de vida puede considerarse un triunfo de las políticas de salud pública y del desarrollo socioeconómico, al tiempo que uno de los mayores desafíos para la sostenibilidad de nuestro Estado de Bienestar.  La sociedad no puede perder de vista que debe enfrentarse al enorme reto de adaptarse a las nuevas necesidades de la  población, con el objetivo de aumentar al máximo los niveles de calidad de vida y capacidad funcional, así como de  participación social.

El Comité Económico y Social Europeo (CESE, órgano consultivo de la Unión Europea) declaró el 2012 Año Europeo de envejecimiento activo y de la solidaridad intergeneracional, suponiendo una oportunidad para reflexionar sobre aquello que se puede hacer para lograr un envejecimiento saludable y asumir las oportunidades que esto nos puede ofrecer.

El término de  envejecimiento activo fue adoptado por la Organización Mundial de la Salud a finales de los 90 y lo definió como “el proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad con el objetivo de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”.

Envejecer activamente significa hacerse mayor gozando de buena salud y como miembro de pleno derecho de la sociedad, participando en ella activamente, de acuerdo con las necesidades, deseos y capacidades de cada individuo. Para que sea posible es necesario disponer de recursos sanitarios y sociales que proporcionen cuando sea necesario protección, seguridad y cuidados.

Esta definición, no sólo tiene una visión sanitaria del concepto, sino que incorpora todos los factores de las áreas sociales, económicas y culturales que afectan al envejecimiento de las personas mayores y en los principiosde las Naciones Unidas de independencia, participación, dignidad, asistencia y realización de los propios deseos.

Sustituye la visión que contempla al mayor como objeto pasivo por otra donde se convierte en el protagonista, reconociendo su pleno derecho de oportunidades y participación social.

La promoción de políticas encaminadas a hacer posible un envejecimiento activo es un compromiso que deben asumir los poderes públicos, la sociedad civil y las personas físicas, pero también el sector privado dedicado a proveer servicios a los mayores, siendo todos los elementos claves para la adaptación a la nueva situación socia.

Fomentar la participación activa en la comunidad

Los centros sociosanitarios destinados a mayores son establecimientos que dan respuesta a aquellas personas con diferentes niveles de dependencia y recursos sociales, que generalmente necesitan un cuidado especializado de larga duración, difícil de proporcionar en el domicilio habitual y por otro lado, también a aquellas que sin tener una alta dependencia, eligen libremente esta opción como forma de vida. Proporcionan a este colectivo alojamiento de forma permanente, cuando se convierte en residencia habitual, o temporal, cuando la estancia es por un periodo de tiempo determinado.

Además del alojamiento y manutención deben adaptarse a los nuevos tiempos, incluyendo en su cartera de servicios programas de intervención adecuados a las necesidades de los mayores, orientados a la consecución de una mejor calidad de vida y a la promoción de su autonomía personal, o dicho de otra forma, la gestión de estos centros debe estar dirigida a promover el envejecimiento activo de sus usuarios, sea cual sea su nivel de complejidad y su titularidad.

La oferta del Centro Socio Sanitario Queen Victoria está orientada a facilitar y colaborar con las directrices del envejecimiento activo, proporcionando servicios  centrados en la calidad de vida de las personas usuarias. Además, la planificación de todas nuestras intervenciones se hace contemplando las capacidades y deseos de los residentes.

Queen Victoria, coloquialmente conocido como ‘El Hospital Inglés’, está ubicado en la parte alta de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Cuenta con capacidad para 99 plazas de atención residencial permanente o temporal y 30 de centros de día. Pertenece a dos importantes y consolidados grupos empresariales canarios. Por una parte, al grupo San Roque, con una destacada actividad en el sector hospitalario, especialmente en Gran Canaria, y con la implantación de servicios sanitarios en otras islas, por otra, al grupo ARI, que entre otras empresas, en el sector sanitario dispone de ortopedias.

 

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=300943

Acerca de Psicólogo Pablo

Soy Psicólogo, con Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores.
Esta entrada fue publicada en Noticias interesantes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s